uego es el elemento mágico, hipnótico.

Nos permite reunirnos, en comunión, para alimentarnos en familia, al hogar de la lumbre.

El poder que nos otorga controlar el fuego, su misticismo convierte el hecho de comer en un ritual.

Cazar y criar animales, cultivar el campo, trasciende a niveles superiores gracias a la comunión con el fuego, el humo y el chasquido de la madera al prenderse convirtiéndolo en una ceremonia mística trascendental.

Next
Prev